1 Mundo, 4 Reinos ¿Quién se hará con el poder?
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  
Temas similares
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 13 el Sáb Ene 29, 2011 1:23 am.
Últimos temas
» Uncanny X-men (Afiliación Élite)
Sáb Abr 16, 2011 9:09 pm por Invitado

» #Registro de Dones.
Sáb Abr 16, 2011 12:53 pm por Katherine G. Pierce

» #Registro de Nombre.
Sáb Abr 16, 2011 12:45 pm por Katherine G. Pierce

» #Registro de PB.
Sáb Abr 16, 2011 12:44 pm por Katherine G. Pierce

» Dangerous World [Foro NUEVO]- élite
Mar Abr 05, 2011 12:32 am por Invitado

» Fragile Eternity [Normal]
Vie Mar 11, 2011 9:25 pm por Invitado

» Camp WMemory - Vip-
Miér Mar 09, 2011 6:59 am por Invitado

» Academia Moon Eyes [Elite] {Se necesitan personajes Cannon}
Sáb Mar 05, 2011 12:53 am por Invitado

» Angel's Sanctuary - Elite
Vie Mar 04, 2011 9:28 pm por Invitado







Mejores posteadores
Ariadne
 
Moses
 
Ryusei
 
Reivan
 
Aura
 
Lady Ofelia
 
Ninlil
 
Isis Cromwell
 
Pyrena
 
Zarek
 







Comparte | 
 

 Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Jue Feb 03, 2011 9:12 pm

-¿Hasta cuando comprenderá mi padre que no necesito escolta?- Clamé imponente, sin importarme que el susodicho se encontrará a un costado, y completamente erguida, frente a una ¿Cómo decirlo? ¿Preocupada Ninlil? Quien lo sabia, yo no, ni siquiera era consciente de lo que sentían los demás cuando algo me molestaba, y que el Rey Argestes dispusiera de mi vida como si fuera su actividad favorita, ya me estaba colmando la paciencia. Me giré hacia el sujeto que tuvo la mala suerte de ser escogido esta vez para estar a cargo de mi seguridad y le fulminé con la mirada, no tenía intención siquiera de conocerlo, dejaría en cualquier momento el cargo, lo sabía, ninguno duraba mas allá de un par de días. -Tienes claro lo que sucederá ¿No Nilin?- agregué mirando a mi hermana, y por extraño que pareciera, era a la única que seguía tratando con mas cordialidad, bueno, debía aceptar que tanto a Aura como a Reivan los llamaba príncipe o princesa para importunarlos, mas con Ninlil no podía ser de esa forma, me era considerablemente imposible.

Negué con la cabeza, mirando nuevamente al guerrero, tenía que serlo para haber alcanzado tal puesto en el reino, y susurre débilmente –Lo siento…- y me apresuré a marcharme del lugar, tanto como no tenía intenciones de conocerlo, no le iba a tratar mal, no era así, pero claramente tenía intenciones de parecerlo ¿Por qué? Porque si el lo comentaba con los demás guerreros, quizás y tenía la oportunidad de que en un futuro –que esperaba que fuera bastante cercano- terminarán por rechazar el puesto, y claro, finalmente ser un poco mas libre. Pero no, mi padre se iba a empeñar siempre en hacer lo que el quisiera. Tomé con seguridad las riendas de Balio y tiré de él, no sin antes dar una mirada al caballo negro azabache que relinchaba junto al establo de este, Janto, parecía increíble que aún nadie fuera capaz de montarlo, aunque sinceramente esperaba que nadie fuera capaz de hacerlo, no al menos antes que yo. Y algún día lo iba a lograr, estaba segura –Vamos bonito- exclame al oído de Balio –Ya sabes lo que debes hacer- susurré al caballo, que parecía entenderme. Y claro que sabía lo que tenía que hacer, ¿Cuántas veces ya había salido arrancando montando en Balio? Demasiadas como para tener una cuenta, aun no comprendía como los guerreros seguían siguiéndome a caballo cuando podrían hacerlo sobre un Chamrosh, bueno, de todas formas, era mejor para mí. Minutos después me subí sobre Balio, arreglando la capa de viaje que solía traer y tapándome la cabeza con la capucha e inclinándome sobre mi corcel, para comenzar a correr y dejar atrás al … escolta.

La necesidad de libertad que me embargaba era tan potente que no cabalgue con dirección al templo, sino que salí directo por la entrada del castillo, haciendo que al pasar varias personas se hicieran un lado, apartando con gracia a Balio de ellos, para no causar ningún tipo de daño y me dirigí hacia los lugares lejanos del reino. En apenas un par de minutos llegue a las cercanías del Lago Azur, aquel que decían iba mucho mas allá de nuestro reino, cosa que no había tenido la oportunidad de comprobar, aunque ciertamente lo haría, algún día. Decidí que esta vez me alejaría un poco más, no quería tener miradas sobre mi que denotaran que sabían de quien se trataba, me gustaba ser quien era, de eso no había duda, pero no me agradaba para nada que me encasillaran en un papel que simplemente no era el mío. Había formas y formas de llevar el titulo que tenía. Más nadie lo veía como yo. Cuando estuve lo suficientemente lejos de miradas curiosas, desmonte de mi caballo, quitándome la larga capa que me cubría de pies a cabezas, las sandalias que llevaba y comencé a caminar hacia la orilla del lago, si había algo que disfrutaba, eran las distintas texturas que podía sentir sobre mi piel, y caminar a pies descalzos era una de las cosas que mas hacia, alce un poco el largo vestido que llevaba, cuidando de no mojarlo para adentrarme algo mas en el lago, haciendo que el agua llegara hasta mis rodillas. Recordaba que hace bastantes años, el gusto de andar a pies descalzos había traído una mala consecuencia para con mi vida, mas eso no hizo que dejara de hacerlo. No, tenían que pasar demasiadas cosas para dejara de hacer algo que me gustar, incluso para dejar algo que quisiera, pues era de las personas que luchaban hasta el final por lo que querían.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Jue Feb 03, 2011 10:28 pm

La travesía había comenzado días atrás, semanas atrás para ser más precisos. Cruzar un Reino para llegar a otro no era nada de fácil, no si a diferencia de muchos guerreros, no poseías caballo propio y tenías que prácticamente viajar a costa de la generosidad de otros viajeros y asumiendo bajo mi responsabilidad cualquier riesgo que aquello conllevara. La interrogante era ahora otra ¿Por qué no poseía un caballo si era un guerrero? Era simple, mi fiel compañera de casi toda la vida siempre había sido mi Osa y a ella no la cambiaba por un caballo, mucho menos sabiendo que los especímenes que habían el Lagash era un tanto particulares y eso podía ser sumamente peligroso, me delataría y las consecuencias no serían buenas, no solo para mi, si no para todos aquellos que habían depositado su confianza sobre mis hombros. Había llegado a Nínive hacía ya casi una semana y si el cansancio aún me consumía, el calor lo hacía doblemente ¿Cómo era posible que lo soportaran? lo había intentado todo, absolutamente todo para sobrellevarlo y no me había sido posible y era por eso que llevaba un par de días abandonando la pequeña casita que me habían cedido para vivir, tomado en préstamo uno de los caballos que habían en aquella estancia y cabalgado lo más rápido que el animal podía hasta llegar al único sitio que me hacía sentir como en casa dentro de todo lo extraño que era ser un extranjero en estas tierras: el lago Azur. Aquel profundo cuerpo de agua de un azul completamente maravilloso que cruzaba desde Nínive hasta Lagash, mi tierra.

Tan solo el hecho de acercarme a él hizo que mi ánimo cambiara de inmediato y de forma considerable, el agua tenía ese efecto en mi, calmante, desestresante, la cercanía con esta me llenaba de una energía distinta, positiva, que era completamente bienvenida en tiempos como éste, donde pocas cosas buenas solían ocurrir. Me bajé del caballo y lo dejé pastando en las cercanías, sin amarrarlo pues no había peligro cerca, el lugar estaba completamente desierto y ciertamente dudaba que él fuese a escapar por cuenta propia y me encaminé hacia la orilla del río, despojándome de la poca ropa que cubría mi torso en el camino pues el calor era insoportable para alguien como yo. Una vez que llegué a donde quería, sin pensarlo dos veces me metí al agua, suspirando aliviado ante el contacto de la fría agua con mi acalorada piel y nadé hasta llegar a una roca de medianas dimensiones que había unos doscientos metros más allá, en medio del agua y me senté en ella, así podía estar rodeado de mi elemento favorito para poder meditar con tranquilidad.

Respiré hondo un par de veces, observando todo a mi alrededor con completa atención y curiosidad. El lugar, como bien sabido era, nunca era concurrido, por lo que había tenido escapadas con mi padre o hermano un par de veces hacia este mismo punto, o quizás uno más cercano a Lagash para 'conocer' el terreno y examinar que tan distinto era a nuestro Reino. Pasados unos minutos cerré los ojos lentamente y flexioné mis rodillas, adoptando la posición más cómoda que podía estando sentado sobre una roca y comencé a comparar todo lo nuevo que mis ojos habían visto hasta ahora con lo que había conocido por años, pero que ciertamente solo representaba a la mitad de lo que era, el resto estaba aquí, frente a mis ojos listo para ser explorado, y debía admitirlo, estaba ansioso por hacerlo.

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Sáb Feb 05, 2011 3:19 am

No, no quería mojar mis ropas, por lo que sali fuera del agua y me despoje de la última túnica que llevábamos sobre una especie de toga que cubría desde unos de mis hombros hasta un poco mas arriba de las rodillas, dejando la que era mas larga sobre Balio –Por suerte no hay nadie cerca, bonito- exprese mientras deslizaba una de mis manos por su cabeza acariciándole para finalmente volver al agua, era el momento ideal para probar algo que desde hace tiempo llevaban enseñándome las sacerdotisas, aunque claramente algo había en mi, que no me permitía lograr cierto estado de concentración que no me era muy fácil de encontrar debido a, varios puntos salían a relucir sobre aquello, primero tenías las dichosas visiones ¿Qué se suponía que la diosa Isthar quería que viera en ellas? No tenía ni la más mínima idea, y segundo, era, muy, pero muy inquieta como para lograrlo a la primera, así que el lago Azur parecía el lugar idóneo para practicar.

Mis pies nuevamente se posaron sobra la fría agua del lago, me adentré un poco mas esta vez, cerrando los ojos tratando de concentrarme para seguir caminando hacia el agua, cuando el agua estuvo hasta la altura de mi rodillas para comenzar a elevarme, sintiendo que alrededor solo había aire, el que me ayudaba a hacerlo, flexione mis rodillas para adquirir una posición de meditación mientras juntaba ambas manos al frente. Adoptando un estado de concentración que cuesta que obtenga por mi misma, y sin esperar a que aquel estado fuera mas constante, porque yo no era de esperar para nada, me levante, continuando levitando sobre el lago y comencé a hacer algunos movimientos que hacían que el aire se moviera a mi alrededor, ráfagas frías de viento que comenzaban a mover el agua que había en el lugar. Continué por espacios de algunos minutos, llevando mis manos de atrás hacia adelante y viceversa, agitando mas las aguas que me rodeaban, sin siquiera darme cuenta.

Fue entonces que decidir hacer algo totalmente distinto, lo había visto en una de las sacerdotisas, pero aun no era capaz de hacerlo, aunque claramente eso no me iba a llevar a no intentarlo. Pero hice un mal movimiento, desconcentrándome totalmente y las ráfagas de aire que de alguna manera me protegían desaparecieron dispersándose y cai estrepitosamente al agua, mientras movía mis brazos de un lado a otro tratando de mantenerme a flote.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Dom Feb 06, 2011 10:09 pm

Habían tantas cosas distintas entre ambos Reinos, y no solo hablaba del clima, la flora y fauna, pero seguramente no tardaría en acostumbrarme a este nuevo mundo, tenía una gran capacidad de adaptación -seguramente heredada de alguno de mis padres- que me permitía fácilmente aprender lo necesario de forma bastante rápida para seguir a la perfección el ritmo de ciertas cosas, acontecimientos o situaciones. Respiré hondo nuevamente, intentando poner mi mente completamente en blanco; pero lamentablemente algo me lo impedía, más no sabía que era, me sentía algo incómodo y eso provocaba que mi tarea fuese más difícil de conseguir de lo que era. Alcé la cabeza dejando que los rayos del sol me pegaran de lleno en el rostro, de paso secando las gotas de agua que aún quedaban sobre él, intentándolo otra vez, más esta vez el estrepitoso ruido de algo chocando de lleno contra la superficie del agua me sacó de mi estado de meditación, rompiendo mi concentración por completo y haciendo que abriera los ojos de golpe, en un estado de total alerta ante cualquier eventual señal o indicio de peligro. Mi vista se dirigió de forma inmediata en dirección a lo que mis oídos y cerebro habían procesado e identificado como fuente del alboroto. La superficie del agua se movía en pequeñas ondas circulares que aumentaban de intensidad y expansión a medida que un par de brazos aparecían por entre ellas; de inmediato me levanté de mi posición y sin pensármelo dos veces, como siempre puesto que la mayoría del tiempo simplemente actuaba por impulso, sobretodo en situaciones como esta, y me lancé al agua, nadando rápidamente hasta llegar a la persona que desde el punto en que yo me encontraba, necesitaba de mi ayuda.

Sabía de sobra que usando uno de mis dones habría llegado más rápido, pero en situaciones como esta mi concentración solía flaquear un poco, por lo que simplemente actuaba con lo que era más rápido -o al menos parecía más rápido y efectivo- y me lanzaba sin más. Una vez llegué a la fuente del 'problema' la tomé entre mis brazos y ahora si, sabiendo que no había mayor peligro, utilicé uno de mis dones, haciendo que el aire formara un leve remolino y que éste me llevara hasta la orilla en tan solo un par de segundos. No me fijé quien era ni nada parecido hasta que recosté el cuerpo de la chica sobre el verde césped que había cercano al agua -¿Me podrías decir en qué diablos estabas pensando?- pregunté con un tono bastante hostil ¿Pero qué quería que hiciera? no era como si me anduviese encontrando todos los días una chica en medio del lago casi ahogándose ¿no?. Sabía a la perfección que no estaba en mi derecho, es más no tenía ninguno, de hablarle de esa forma, pero vamos, mi lado humanitario y sobreprotector con los más débiles salía a flote bastante seguido y una vez lo hacía no había como controlarlo.

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Lun Feb 07, 2011 4:30 am

El caer estrepitosamente no fue un obstaculo para mantenerme a flote, al contrario, todo lo que hizo fue que mis sentidos reaccionaran mucho mas rapido de lo normal, para luego buscar la manera de posicionarme adecuadamente para mantener mi cuerpo erguido, ayudandome con movimientos de los brazos que permitían que me mantuviera a flote, mientras las rafagas de viento que anteriormente habia inducido por mis movimientos continuaban a mi alrededor. Sin embargo, el agua ejercía un cierto efecto en mi que era imposible de no sentir, y mucho menos podía evitarlo, sentía como la corriente, producto del casi remolino que habia provocado me arrastraban y tiraban de mi, como si de alguna manera me quisiera con ella, cerré mis ojos por un momento, dejandome arrastrar -Pero Ariadne ¿Que haces?- no era mi voz, no era mi mente, eso era seguro. Fue entonces que pense en que lo mejor sería nadar por debajo del agua, no era una perfecta nadadora, pero podria, asi de ese modo alejarme de las rafagas que habia provocado por mi brillante idea. Alce mis brazos por un momento tomando aire, para luego volver a sumergirme, mas cuando estaba a punto de hacerlo senti una extraña calidez rodear mi cuerpo y fui conciente de que algo me tomaba y me llevaba con él. -¿Pero que estas haciendo?- pregunte cuando me di cuenta que se trataba de un chico sacandome del lago, como si fuera una princesa en peligro, faltaba mas!. Estuvimos junto a la orilla en cuestión de segundos, debido a que el muchacho habia sido capaz de utilizar un don del aire a su favor, eso solo decía una cosa, se trataba de un joven del mismo reino del que yo procedía, Nínive. -Sueltame!- Exclame de pronto, cuando note que continuaba en sus brazos. ¿Pero como se atrevía? Si tenía todo bajo control!

Una vez me halle en el cesped que rodeaba el lago le miré alzando ambas cejas ante lo que me dijera, aunque claramente mas ante el hecho de que habia usado aquel tono conmigo -¿Perdón?- Exclame mientras me incorporaba y sacudía mi ropa, que tenía algunos trozos de cesped, y estrujando el agua que habia absorvido con la caida en ella -Eso es algo que a ti no te importa- Dije mirandole ceñudamente, de pronto volvi la vista hacia su rostro, el cual no me decía nada, y a pesar de que podía recordar a la mayoría de los habitantes del reino, el no me parecia para nada conocido. Finalmente mi intento fallido de levitar habia sido un fracaso, y mas encima habia sido interrumpida por este chico con aire de superheroe, bufe. Si habia algo que detestaba desde siempre era que los demás se vieran con esa autoridad para ayudarme, cuidarme o que se yo, como si lo necesitara. Fue inevitable que recordará a mi padre, el Rey Argestes, quien desde siempre se habia procurado en mantenerme a salvo mediante sus guardias, o eliminando de mi vista objetos punzantes que pudieran herirme, y algunas otras cosas que no venian al caso, lo que sencillamente hizo que me enfadara aun mas.

Comencé a contar mentalmente, desde siempre Ninlil se habia dado cuenta que tenía un temperamento bastante fuerte, por lo que siempre que me veia que estaba a punto de decir algo de lo que podría arrepentirme me hacía contar hasta cierta cantidad de numeros, pero esta vez los que ella me decia no serían suficientes. Y esta vez no quería que fuera como aquellas, mas que mal el pobre chico pensaba que me habia salvado la vida, asi que antes de darme la vuelta para caminar hacia Balio exclame algo ofuscada -Bien, supongo que te debo... la vida- dije como quien no queria la cosa y agrege -Gracias. Aunque no debiste molestarte, lo tenía todo bajo control- Fue inevitable que lo ultimo lo dijera, si algo habia en mi era que no filtraba demasiado lo que decía, solo llegaba y lanzaba lo primero que se me ocurría, o simplemente, lo que en ese momento estaba pensando.





-Sin darme cuenta fue mi post #200 wuu!-

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Sáb Feb 12, 2011 5:17 pm

-No es...¿Obvio?-

Pregunté a la vez que rodaba los ojos de forma casi exagerada cuando me preguntó qué era lo que estaba haciendo. No iba a contestarle puesto que lo tomé como una pregunta retórica, ella sabía a la perfección lo que hacía y probablemente, también porqué lo estaba haciendo, de ninguna manera hacía falta una respuesta. Suspiré al dejarla en el suelo, suavemente para que no se dañara -aunque, internamente, tenía ganas de haberla tirado, sin importarme si se llegaba a lastimar o no con la caída; claramente, por su actitud tan poco agradecida, tenía muy en claro que muchas veces mis actitudes podían no ser las más atentas o delicadas, pero vamos, era un caballero después de todo, no iba a causarle ni el más mínimo daño a costa mía- y me crucé de brazos, mirándola fijamente, a espera de su respuesta.

-Ya lo hice, por si no te has dado cuenta...- le espeté de forma burlona.

Alcé ambas cejas ante el tono en que me hablaba. "Histérica" agregó mi mente a la vez en que mi cabeza asentía levemente, de manera casi imperceptible, al menos ante los ojos de la chica, concordando de forma unánime con aquella voz en mi interior.

-Perdonada-

Me encogí de hombros mientras una sonrisa extremadamente burlona adornaba mi rostro antes de imitarla, quitándome los pantalones que llevaba puestos -ya que la camiseta me la había quitado antes de decidir nadar un poco- para estrujar de ellos el exceso de agua que tenían debido, primero, a mi pacífico nado hacia la roca y luego la estrepitosa vuelta a 'tierra firme'.

-La verdad, no me importa en lo más mínimo-


Admití aunque mi yo interno me pedía a gritos que le dijera algo como "Oh claro que me importa, porque si te morías ahogada ¿A quién crees tú que iban a culpar? ¿A tu corcel?" pero luego noté que en el lugar no había nadie más, por ende, podría haberla dejado ahogarse y nunca nadie habría notado que yo también estuve ahí, así que simplemente me mordí la lengua con fuerza para que las palabras no salieran más allá de mi mente

-Puedes volver al lago cuando quieras e intentar ahogarte cuando se te de la gana-

Me di media vuelta y me dispuse a tender mis pantalones sobre una gran roca para que se secaran con los intensos rayos que provocaba el sol a esa hora, si tenía suerte, estarían listos en una media hora, aunque suponiendo que luego de ésto ella se iría, no me importaría en lo más mínimo quedarme toda la tarde aquí, disfrutando de la naturaleza, y nadando un poco para refrescarme cuando se me diera la gana pues eso era lo que había venido a hacer en un principio.

Ante sus siguientes palabras no pude más que rodar los ojos nuevamente y negar con la cabeza mientras la miraba algo perplejo ¿Porqué tan... ofuscada? ¿Tanto le costaba decir 'gracias' sin todo ese tonito tan sarcástico y molesto? Al parecer le costaba mucho, muchísimo.

-Exacto, me debes la vida-

Alcé ambas cejas, esperando el contraataque porque se notaba en su semblante que por mucho que quisiera, y seguramente luchara internamente por no hacerlo -tal como lo había hecho yo segundos atrás- me terminaría respondiendo, nuevamente, de forma bastante alterada y mal educada para mi gusto.

-Ajá... todo bajo control-

Asentí mientras me volteaba por unos segundos a mirar el lago, perdiéndome un par de segundos en las ondas que aún se propagaban sobre la superficie del agua debido a su 'genial' idea y de mi intento de salvarla que finalmente había desencadenado en un momento bastante desagradable en vez de ser, como yo suponía, todo lo contrario.

-No te preocupes, para la próxima dejaré que te ahogues... o que te pase lo que sea que vaya a pasarte dependiendo de la circunstancia en que te encuentres en esa oportunidad-


Dije antes de acercarme nuevamente a la roca, apoyándome en ella, mientras miraba a la chica de reojo. Cómo me gustaba fastidiar a la gente, si conmigo tenían esas actitudes simplemente me ponía en el mismo plan y llegaba a ser infinitas veces peor, pero esto no era nada, recién estabamos comenzando.

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Sáb Feb 12, 2011 9:07 pm

Enarqué una de mis cejas en el momento en que el chico volvió a hablar nuevamente ¿se estaba riendo de mi o que? Resoplé algo indignada frente a su actitud, no, no me agradaba para nada el hecho de que creyera que me habia ayudado cuando yo ni siquiera habia pedido ayuda. Por favor! Si ni siquiera era la clase de chica que iría gritando por alli en busca de ayuda, y mucho menos de un hombre, era completamente capaz de cuidarme por mi misma, desde siempre lo habia sido. Y no era que tuviera algo contra ellos, simplemente no me generaban ni la mas minima pizca de interés. Y bueno, bien en el fondo, podia decir que me recordaban a mi padre, apreté uno de mis puños con fuerza, en un gesto que pasaría totalmente inadvertido, mientras mi rostro -seguramente- mostraba algo de molestia, nunca habia sido buena para disfrazar lo que sentía, mucho menos si era un sentimiento de aquel tipo.

Lo miré ceñuda luego de escuchar sus nuevas palabras con aquel torno burlón, fue entonces el momento en que decidí comenzar a contar, si, un consejo de Ninlil, pero esta vez no simplemente sería hasta diez, no era demasiado poco, tendría que ser hasta cien 10 Me dije mentalmente mientras notaba con la ironía que me hablaba, bien, al parecer tenia frente a mi el tipo de hombre con complejo de superheroe, que ve en cualquier chica un blanco facil para sentirse bien consigo mismo por haberla ayudado, tipico. Le mire con incredulidad cuando menciono que me habia perdonado, cuando yo ni siquiera le habia pedido perdón ¿pero que se creia? realmente me estaba molestando 20, y eso, no, no se lo deseaba a nadie, porque podía aparentar que era una pesadita, pero cuando me enojaba realmente era mucho peor. Continue contando, en mi mente, pues sabia que de un momento a otro de mi boca solo saldrian respuestas bastante indignadas ante el trato que me estaba dando -aunque claramente yo tambien me lo buscaba- Sin embargo sus palabras no hacian mas que aumentar mi indignación, y por otro lado era demasiado orgullosa como para admitir -sinceramente- que si, le debía la vida. 30

Entonces reanudé la marcha hacia mi caballo, Balio, donde se encontraban además las prendas que me habia quitado para meterme al agua, ignorando por completo el hecho de que él se quitaba los pantalones para que se secarán, mientras yo por mi parte estrujaba la toga que llevaba encima, no iba a quitarme la ropa en un lugar público, mucho menos con un hombre presente. Y no era que me importase que me viera, sino que finalmente, me debia comportar como lo que era, por mucho que en algunas ocasiones tantas reglas me pesaran. 40. Me giré entonces para responder una de sus frases -¿Entonces para que preguntas si no te importa?- dije con autosuficiencia, como segura de que a aquello no tendría respuesta. Crucé mis brazos sobre mi torso apoyando mi espalda sobre Balio, mientras le miraba fijamente a los ojos, como de alguna manera retandole, y haciendole ver que yo no necesitaba de nadie, que por mi misma podia valerme realmente bien. 50. Sin embargo, no pude evitar cambiar mi posición, totalmente incredula, mientras mi molestia continuaba en aumento -No iba a ahogarme, ya te he dicho que lo tenía todo bajo control. Sabía perfectamente lo que hacía, hasta que decidiste meterte donde no te llamaron- mis manos se deslizaron hasta mi cintura.

Al parecer no me habia equivocado al pensar que tenia complejo de superheroe, porque si creia que me habia salvado la vida, volvi a resoplar, habia olvidado que los hombres creían que sin ellos no eramos nada, pero yo podia demostrar que no era asi. -Si, ya te he dicho... tenía todo bajo control- Volvi a sacarle en cara, el hecho de que se haya inmiscuido en mis asuntos. Para luego ni siquiera prestarle atención a sus ultimas palabras -No habrá próxima, eso tenlo por seguro...- Exclame algo molesta, como si yo quisiera que hubiera proxima, si esperaba simplemente no volver a verlo después de esto. -Y mirame cuando te hablo- Pedi en un tono bastante exasperante, pero encontraba simplemente una falta de respeto que las personas no te miraran cuando hablabas.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Sáb Feb 12, 2011 10:20 pm

Buena pregunta, pero no iba a decírselo, por Sin, esas palabras jamás cruzarían mis labios. ¿Qué diablos me importaba a mi? Nada, absolutamente nada, no me importaba. ¿Para qué preguntaba entonces?, la respuesta a eso ni yo mismo la sabía. Ladeé mi cabeza levemente, con un gesto completamente pensativo mientras mis neuronas trabajaban a toda velocidad intentando idear una respuesta, al menos, medianamente convincente.

-Simple curiosidad...-

Esa fue mi respuesta, la curiosidad no implicaba nada más que una mínima pizca de interés, nada del otro mundo ya que interés no era lo mismo que darle importancia a las cosas, al menos no desde mi punto de vista. Su semblante cambió, seguramente no esperaba una respuesta de mi parte pues que lo supiera, tenía respuestas para todo y decir que me gustaba tener la última palabra, y es más, siempre la tenía, era poco. La observé fijamente, adquiriendo su misma postura, una completamente desafiante mientras inspeccionaba y catalogaba cada una de sus reacciones, era buen observador y eso me permitía utilizar aquella información, la que podía leer en su rostro, sus ojos y su postura, a mi favor.

La chica era atractiva, bastante, pero eso no compensaba el hecho de que era una terca y por las pocas palabras que me había dedicado, una altanera y seguramente orgullosa, típica actitud de 'Princesita', aunque ciertamente no sabía a ciencia cierta como se comportaban las princesas, puesto que en Lagash, gracias a Sin, no las había.

-Pues... ¿Qué quieres que te diga? Me meto donde se me da la real gana-

Fruncí los labios. Nadie, absolutamente nadie -que no fuese mi familia directa- a lo largo de mi vida se había ganado el derecho a decirme lo que tenía y lo que no tenía que hacer, mucho menos cómo, y ni en broma llegar a insinuar que era un metiche.

-Sobre todo si considero un cierto nivel de peligro en alguna situación, me gusta ayudar a los más necesitados- enfaticé para molestarle mientras, nuevamente, sonreía burlón.

-Soy bastante humanitario-

Dije a modo de explicación ante mis acciones. Si mi padre me viera, seguro me regañaría, apenas había llegado hace una semana y ya me estaba casi, metiendo en líos ¿Pero qué iba a hacerle?, no iba a dejar que una chica me viniera a hablar de esa manera.

-Claro, sigue repitiéndolo, quizás así, de una vez por todas, termines por creerlo-

Comenté respecto al hecho de que nuevamente, insistía en que tenía todo bajo control. Cualquier persona que la hubiese visto habría notado que de control, aquello no tenía lo más mínimo.

-Le rogaré a Isthar por que tus palabras sean escuchadas, lo que menos quiero es encontrarte por ahí otra vez.-

Reí mientras negaba con la cabeza. Decir que me sentía algo traidor por haber mencionado a Isthar, era poco, no era a ella a quien yo veneraba, era a Sin; pero parte de mi trabajo era intentar parecer uno más, así que tendría que hacerme la idea de que aquel nombre se cruzara por mis labios de forma bastante seguida en los próximos meses; luego, cuando estuviese solo en el sitio en que me habían cedido para vivir, me dedicaría a orarle a mi Diosa, en silencio, pidiéndole que me diera la paciencia y fortaleza suficientes para seguir con todo esto, y de paso, que me perdonara por lo que consideraba alta traición al invocar el nombre de otra, cuando era el de ella el que claramente mi mente pedía a gritos a mis labios que pronunciara.

Seguí mirando hacia el lago apoyado en la piedra y con un par de pequeñas piedrecillas en la mano las cuales lancé una a una con fuerza hacia él, haciéndolas saltar un par de veces antes de hundirse en las profundas aguas.

-Y si no quiero ¿Qué?-

Solté una risotada, ¿Ahora quería que la mirase? ¡No había quién la entendiera!. Seguí lanzando las piedrecillas hasta que se me acabaron y me alejé lentamente de la piedra, caminando a paso lento para acercarme a ella, sin voltearme del todo, hasta que estuve lo suficientemente cerca. Cuando lo hice, me quedé mirándola fijamente, con uno de mis puños cerrados con fuerza pero no demostrando en mi rostro ninguna de las sensaciones que me embargaba.

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Sáb Feb 12, 2011 11:24 pm

Mi conteo mental continuaba, la verdad no tenía ganas de comenzar a discutir con alguien que ni siquiera conocía, y que es mas, ni siquiera volvería a ver. Mi ceño volvio a fruncirse cuando comento que se trataba de simple curiosidad, si, claro. Simple curiosidad, como si yo fuera a creerle aquello. Y era simple, su gesto me decía que realmente habia tenido que idear una buena respuesta, y sencillamente no lo habia sido para nada, una sonrisa, bastante ladina se escapo de mis labios al tener su respuesta. La que no me convencia para nada, pero no le daría mas importancia de la que tenía, porque en verdad, no tenía ni la mas minima importancia para mi el porque preguntaba o hacia lo que hacia. Era un hombre mas y ya. 60. Rodé los ojos y deje mis manos caer a un costado mientras negaba con la cabeza, para volver a estrujar el agua de la toga que llevaba puesta, si al menos pudiera quitarmela un rato, pero no, eso era muy poco probable ahora mismo. Lamenté el hecho de no encontrarme sola, justamente en ese momento. Noté que me miraba fijamente, pero no le di importancia, es mas, segui como si ni siquiera le hubiera notado, estrujandome ahora mismo el cabello, que esperaba que se secará antes de volver al templo, para asi de ese modo no tener que aguantar las preguntas, reproches y tener que dar algun tipo de explicación a las demás sacerdotisas, como siempre hacian que me veian llegar de alguna manera contraria a como hubiera salido. Si, siempre metiendome en problemas. Era asi, no habia nada que hacer, no iba a cambiar.

70 -Eso ni que tengas que decirlo, salta a la vista que eres un... metiche- recalqué la ultima palabra con un tono de voz mas molesto, y un tanto pesado. Aun sin mirar hacia él, pero alzando la vista apenas un par de segundos después y mirandole aun mas desafiante que antes, si es que eso era posible, claro. Observé por un momento los gestos de su rostro, sin siquiera fijarme en sus ojos, dandome cuenta que realmente le habia molestado lo que yo habia insinuado, y que ahora mismo afirmaba, pero ¿acaso no le habia gustado meterse conmigo? Pues que se aguantara las consecuencias, para la proxima tendria que pensarlo mas de dos veces, no era alguien facil de tratar, no al principio y mucho menos alguien que se iba a dejar pasar a llevar por cualquier tipo. Claro que no!.

Lo siguiente no hizo mas que hacerme reir, por lo que lance una carcajada, mayoritariamente de incredulidad que de gracia, aunque si me hacia bastante gracia el hecho de que llegara a pensar que yo podria necesitarlo. Pero que inocente podían llegar a ser algunos hombres. Nege con la cabeza y volvi a mirarlo -¿Necesitada yo? Me temo, mi salvador- Ironice la forma de llamarlo -Que yo no le necesito para nada... puede buscar alguien mas para complacer sus ansias de sentirse... necesitado- ¿Creía que con eso lograría molestarme? Por favor, ni que fuera tan importante. Sin embargo, no estaba tan lejos de llegar a serlo. 75. Alce las cejas por Isthar sabe cuantas veces en el día, incredula, realmente era bastante molesto. -Oh si! No sabes cuanto necesito repetirlo para creermelo!- Volví a ironizar, pues no necesitaba decirlo para saber que estaba en lo cierto, yo no le necesitaba, ni a él, ni a nadie. Que no me hiciera reir, por favor.

-Creeme, nadie mas que yo, le rogara a Isthar para no volver a verte- Si, seguramente en mi oración del día, sería lo primero que pediría a la diosa que veneraba, junto a mas como yo, en el templo de Nínive. Pero bueno, sabía muy bien que la diosa tenía mucha mas gente que escuchar antes que a una de sus servidoras, asi que simplemente si me lo volvía a encontrar, pasaría a ignorarlo. Sería lo mejor.

80. Continue observandolo, notando como lanzaba algunas piedrecillas al lago, que luego de un rato procedian a hundirse en las profundidades de este, si otro hubiera sido el caso, seguramente me habria puesto a hacer lo mismo, pero era demasiado orgullosa como para demostrar que tenia algo en comun con aquel tipo, mientras por mi parte seguía contando mentalmente, veinte digitos mas y estaría fuera de toda molestia, o al menos eso creia yo. Mas unos segundos despues vi que finalmente procedia a acercarseme, antes de que siquiera yo iniciara mi marcha hacia el, mis manos nuevamente se posaron en mi cintura -Pues no se nota que no quieres- Le dije, exasperada, porque de un momento se encontraba justo frente a mi, mirandome fijamente, y demasiado cerca para mi gusto, lo que hizo que nuevamente lanzara otro de mis pensamientos sin siquiera procesarlo, o en su defecto, filtrarlo -Y por favor, te agradecería que mantuvieras tu distancia conmigo- clame segura y mirandole igual, de la misma forma en que el la hacia. ¿Creía que con aquello me iba a echar para atras? Pues se equivocaba, demasiado.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Dom Feb 13, 2011 12:51 am

Me mordí el labio inferior levemente mientras exhalaba por la nariz el aire que segundos antes había inhalado, conteniendo las ganas de reír ante su evidente molestia para con mis palabras y actitud, acompañadas de aquel tan remarcado sarcasmo, que no me producía otra cosa más que risa. Si, risa, había aprendido con los años, con todo lo que me había tocado vivir, y afrontar por ser diferente al resto de mis pares, en casi todos los sentidos existentes e imaginables, que no debía molestarme por las pequeñas e insignificantes cosas que suceden a veces en esta vida, cosas como estas, sus comentarios y obviamente... su presencia.

-¿Siempre eres tan predecible, pequeña?-

Enfaticé nuevamente las últimas palabras luego de que no solo me llamara metiche si no también insinuara unas inexistentes ansias de ser necesitado. Podía admitir que a veces, o quizás más que a veces, me gustara sentirme el centro de atracción y hasta un poco necesitado por quienes me rodeaban, pero resultaba ser que aquellos de mi círculo cercano era gente por la que valía la pena sentirse de esa forma, no una niña, si, niña, porque con ese nivel de madurez que irradiaba no debía tener más de dieciocho años, con aires de rebelde sin causa y que literalmente, en mi vida, no era más que una aparecida.

-Pues lo necesitas, claramente salta a la vista-

Si no, ¿Para qué repetirlo tanto, si francamente a ella tampoco le importaba lo que yo pensara? ¿O era que si le importaba? Quien lo diría, entonces si debía de importarle porque estar repitiendo una y otra y otra y otra y otra vez que tenía todo bajo control para nada, era una total perdida de tiempo, al menos mía que tenía que oírle hablar, y obviamente, de aire, que si bien en esta parte del mundo sobraba, no había porqué derrochar.

-Rogaré también, entonces, porque se cumplan tus deseos. No vaya a ser que Isthar decida castigarme por alguna cosa y termine encontrándome contigo otra vez, sería el peor castigo que podría darme-

Ironicé mientras rodaba los ojos, tenía paciencia, pero claramente la señorita tenía una habilidad única para hacerme hervir la sangre, que nunca nadie antes había poseído, pues no solía estresarme con facilidad y eso que recién la venía 'conociendo'. "Oh Sin, ten piedad de mi y haz que no me la encuentre otra vez en lo que me queda de vida" agregó mi mente "Porque no respondo".

Respiré hondo un par de veces para calmarme mientras la seguía mirando fijo, supuse tenía la intención de acercarseme, pero como yo lo había hecho antes, no tuvo oportunidad. Tampoco se alejo, cosa que no me pareció curiosa debido a como venía reaccionando en los últimos minutos, muy por el contrario, inexplicablemente me agradó que no lo hiciera, de cierta forma me parecían bastante más interesantes las chicas que no se dejaban intimidar por nada, ni nadie.

-No, no quiero; pero solo por el hecho de que te sientes con la autoridad de decidir si me acerco o no, lo hago, para que veas que me da lo mismo lo que digas, lo que pienses o lo que quieras que haga. Yo simplemente... hago... lo... que... quiera...-

Me acerqué más a ella, sin esperar que se moviera, tampoco intentando intimidarle, simplemente lo hacía por ¡Valgame Sin, porqué lo estaba haciendo!. Probablemente para molestarle, tal como ella me molestaba a mi.

-Cuando quiera, donde quiera y con quien quiera- Concluí.

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Dom Feb 13, 2011 1:47 am

¿Predecible yo? ¿Predecible y pequeña? Ya, definitivamente terminaría por sacarme de quicio, asi que de un momento a otro mi rostro cambio su expresión de disgusto a una de enfado, si es que era posible mostrar mas expresiones que las de antes en él, aunque si, era posible, en mi caso. 85!. Dijo mi mente un poco mas molesta tambien, porque cada vez contaba mas lento, y me costaba mas pasar al siguiente numero. A decir verdad, no estaba acostumbrada a que me trataran de aquella forma, y no por el hecho de ser princesa, no, porque para nada me gustaba el trato que me daban por ser una, sino, por el mero hecho de llevar ya mas de siete años de convivencia con el resto de las sacerdotisas, donde el ambiente siempre solía ser amable entre unas y otras, donde pocas veces -o mas bien ninguna- tenias razones para levantar la voz e incluso discutir, es mas, si bastaba con saber, que muchas veces era yo la reconciadora, quien me viera ahora mismo, pensaria que simplemente no se trataba de mi. Intenté respirar hondo, y tranquila, para de alguna manera relajarme ante lo que estaba sucediendo ahora mismo, pero no, me era imposible. Y a pesar que deje pasar por alto lo primero, luego no me fue facil dejar pasar lo que vino a continuación.

-No me hagas reir, que el que necesita algo ahora mismo eres tú- porque eso era lo que me hacia entender, que le gustaba salvar a gente, en este caso, a chicas que el creía en peligro, claro, humanitario, si, seguramente era eso. Como si yo fuera a creermelo! Seguramente era otro mas de esos tipos que simple, les gustaba ser el centro de atención, y que los vieran como heroes. Pero claramente ni yo le veria como tal, ni pasaría a llamar mi atención, claro que no. Y seguramente ahora se creia el super hombre, por la actitud tan correcta que habia tenido para una chica en peligro.

Asenti a sus palabras -Pues hazlo, nuestra diosa no niega nada a los mas necesitados- Continue, recalcandole que para mi no era mas que un chico que necesitaba tener alguien que le necesitara junto a él. Y por mi, que nuestra diosa fuera lo bastante generosa como para no tener que volvermelo a cruzar en mi camino, esperaba que si no le escuchaba a él, al menos si a mi. Resople, haciendo que algunos de mis cabellos que caian por mi rostro se levantaran sutilmente, para luego volver a caer sobre este. 90!. ¿Pero quien te crees?! quise decirle, pero me contuve, porque de alguna forma eso no haria mas que empeorar las cosas, ¿castigo encontrarse conmigo? Si el supiera, que mucha gente deseaba encontrarse con una sacerdotisa, se guardaría sus palabras, pero claramente no tenia ni idea de que yo era una de ellas, y cuando lo supiera se tragaría sus palabras. Arrugé los labios, no sin antes pronunciar algunas palabras mas -Castigo sería para mi... volver a encontrarte- Y claro que lo sería, y con creces, pero... ¿que podria haber echo yo en otra vida o incluso en la misma para merecer algo como esto? Sin duda, eso jamas lo sabria.

El continuaba mirandome fijamente, yo continuaba sin quitarle la vista de encima, permaneciendo tan impasible como él, no demostraría nada mas, no, simplemente permanecería con aquel semblante duro, erguida en todo lo que mi estatura me permitía, como siempre, sin doblegarme ni intimidarme ante nadie, ni nada, mucho menos a alguien como él, tan importinente y altanero. Cuando se acercó de aquella manera a mi, debo decir que no me agradó, no me agradaba la cercanía de la gente, era un poco repelente a ello, pero eso no hizo que me moviera, al contrario, permaneci en el mismo lugar que estaba, mirandole fijamente. Y muy a pesar de que le pedi que mantuviera su distancia, no lo hizo, se acerco más, no me movi nuevamente, era el quien invadia mi espacio, era el quien debia retirarse ¿Porque tendria que hacerlo yo? Apreté mi puño nuevamente, intentando controlarme -Pues conmigo... tendrás que aprender que nadie, hace lo que quiere- Aunque claramente eso no importaba, pues no le veria nuevamente y además estaba sumamente equivocado con sus palabras, jamás le habia dicho lo que tenia que hacer ni me sentia con la autoridad para hacerlo, solo le habia pedido que mantuviera las distancias, que debía tener, con alguien como yo. Mas nada del otro mundo.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Moses
Guerrer@ Lagash
avatar

Mensajes : 339
Fecha de inscripción : 01/02/2011
Localización : ¿Importa?

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Dom Feb 13, 2011 8:33 pm

-¿Tengo cara de querer hacerte reír?-

La miré con las cejas alzadas y con un semblante totalmente inexpresivo, o quizás si, pero mi expresión era de completa seriedad, porque no, lo que menos quería era hacerla reír pues lo que menos tenía esta situación era algo gracioso, es más, ya me estaba hartando. Nota mental: dejar ahogarse o en su defecto, cualquier otro acontecimiento con desenlace mortal a todas y todos los habitantes de Nínive quienes sufran de aquello en mi presencia. Porque claro, si la primera reaccionaba de ésta manera, solo por querer hace mi buena acción del día, ni imaginar cómo sería con resto de los habitantes, no tenía ni la más mínima intensión de comprobarlo.

-No, ¿Verdad?-

Abrí más los ojos antes de dejar salir de mis labios un suspiro que casi podría denotar que me había rendido, pero no, un Lagash nunca se rinde, no importa si se debe luchar con la adversidad, y yo, claramente, no iba a ser la excepción, de ninguna manera.

-No necesito nada... o tal vez si-

Dije algo pensativo. Claro que necesitaba algo: irme de aquí, volver a Lagash, donde la gente si era educada y agradecida, aunque vamos, no podía generalizar, no por cierto episodio iba a calificar a todos los de Nínive como desagradables, porque ya conocía a varios y no lo eran. Eran gente considerada, educada, amable y un montón de cualidades que hacían que la estancia aquí fuera casi como estar en casa, completamente agradable y pacífica pero claro, siempre había una excepción...

-Necesito que de una vez por todas hagas lo que al parecer, tenías pensado hacer segundos atrás: agarrar tus cosas, tu caballo... y desaparecer de una vez por todas de mi vista, de verdad te agradecería infinitamente que lo hicieras-

Tenía claro que con eso me ganaba -y bien merecido que me lo tenía- el título de 'desagradable', pero no me importaba, simplemente reaccionaba tal como lo hacían conmigo, era de esos que prendían más rápido que la pólvora, a la mínima chispa por su parte, se venía la explosión por la mía.

- Claro, Isthar no les niega nada a sus hijos... como tampoco yo les niego nada a mis prójimos, aquellos necesitados de mi ayuda, ya pudiste comprobarlo-

Me encogí de hombros por vez diez mil en los últimos minutos, con una inmensa sonrisa de autosuficiencia en mi rostro mientras esperaba ver nuevamente reflejado en el suyo toda esa oleada de desagradables sensaciones que por él se cruzarían seguramente en los siguientes segundos. Si, lo había dicho para fastidiarle e iba a seguir haciéndolo hasta que se me diera la gana o como última instancia hasta que se fuera de una buena vez. Y hablando de fastidiar...

-Oh Claro, claro... sigue engañándote "Castigo sería para mi volver encontrarte"- hice alusión a las palabras que recién había mencionado -Si te molestara tanto mi presencia... ya te habrías ido- concluí, seguramente ganas no le faltaban, pero hasta el momento, no había hecho nada y las cosas se demostraban con acciones, no con intento de palabras desagradables o hirientes que no tenían mucho efecto en mi, más que el de, claro, responderle con palabras peores para pasar el rato.

Si pensaba que iba a detenerme, estaba muy equivocada. Sonriente, di otro paso hacia adelante, acercándome más a ella y mirándola levemente hacia abajo -debido a su estatura, unos diez centímetros menos que la mía, como mínimo- con el fin de seguir manteniendo el contacto visual, por nada del mundo desviaría mi mirada, si le molestaba aquello, que lo hiciera ella, era libre de hacer eso y de dar un paso atrás, o a un lado, cuando quisiera.

-Tendré que aprender-

Repetí sus palabras, enfatizando la primera y soltando, 'sin querer' una leve risa bastante burlona, ¿Quién se creía que era? ¿La Reina de Nínive? Ja! seguramente.

-Yo que tu no estaría tan segura, cuando gustes te lo demuestro... es más, creo que me sacrificaré para demostrártelo...- di otro paso más hacia a ella -Ahora mismo-

_________________

MOSES
Nothing happens unless first a dream...

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ariadne
Sacerdotisa de Isthar
avatar

Mensajes : 364
Fecha de inscripción : 05/01/2011
Localización : En el Templo de Isthar

MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   Dom Feb 13, 2011 10:20 pm

Pasé por alto sus primeros comentarios, no tenía sentido seguir cayendo en ellos, no llevaría a nada bueno, de eso estaba mas que segura. Discutir era de necios. Pero debía aceptar que frente a todo lo patán que podía ser, resultaba ser alguien bastante determinante y seguro, no podía pasar por alto todo aquello, eran cosas que finalmente siempre valoraba, era una lastima que tuviera que haberlo conocido así, empezando de esta manera. Le miré, no quite mis ojos de los suyos, observando sus gestos, su rostro no me decía nada, odiaba cuando pasaba eso, me gustaba descifrar lo que los demás pensaban observando sus rostros, pero habían dos cosas que me lo ponían difícil, primero, los rostros totalmente inexpresivos, como era justamente el caso ahora mismo, y mi poca claridad para hacerlo era la segunda. Si, totalmente tonto, buscar en ellos cosas que descifrar. Me fije en la forma en que ahora abría mas sus ojos, y no supe porque, pero algo en ellos me pareció conocido, por lo que me quede observándolos por un rato para encontrar aquello, mas no obtuve respuesta, porque mientras intentaba dármela por mi misma, mis pensamientos se vieron interrumpidos nuevamente por su voz. Pues si no necesitaba nada, ¿porque no terminaba de irse de aquí y me dejaba en paz? Si, podía parecer que le había necesitado, incluso a cualquier otra persona cuando haciendo lo que hacia caí al agua, pero no era así, porque finalmente, aunque el no lo creyera yo tenia todo bajo control. 92.

-Si quieres que desaparezca de tu vista ¿Porque no te vas tu? Es simple... hazlo y ya...- Le dije desafiante, si, porque si tanto me agradecería el que yo me fuera, y no quería verme en lo mas absoluto era fácil para el que se fuera del lugar. Muy por el contrario yo no me iría, si había llegado hasta allí en primera instancia era por algo, y no iba a ser el quien haría que yo me marchara, por sobre todo me gustaba mucho el lugar, el no iba a terminar empañando lo mucho que me gustaba estar allí. No le daría ese gusto, no, no me iba a marchar.

Pero que prepotente podía llegar a ser 95. Cerré los ojos por un par de segundos, tratando de calmarme y relajarme, no iba a conseguir nada si seguía aumentando mi molestia, pero es que aquel tipo no hacia otra cosa que molestarme, y simple, quien me buscaba me encontraba, y al parecer era lo que el quería ahora mismo. -Si que tienes complejo de héroe!- Exclame ya sin aguantarme, cuando exclamo lo de Isthar, como si alguien como el pudiera ponerse a la altura de una diosa, para sentirse con esa autosuficiencia. La sonrisa que se alojo en su rostro, no me gustó para nada, lo que hizo que mi rostro se crispara, sobre todo de molestia, mas que de cualquier otro sentimiento relacionado con el enfado. Seguí contando, pero ya no me era tangible calmarme con aquello, estaba a punto de llegar a cien 97, abrí los ojos nuevamente, seguía frente a mi, y al parecer de un momento a otro mucho mas cerca.

Alce mis cejas, incrédula, realmente entre mas minutos que pasaba con el tipo allí, mas me sorprendía, no entendía como podía haber alguien tan... tan... tan como él! Ni siquiera había definición o características que podía utilizar para encasillarlo, no, definitivamente nunca había conocido a una persona, tan, pero tan... arrrrggg! -Por favor! Ni que fueras tan importante como abandonar algo que me gusta por tu mera presencia!- ahora si, lo fulmine con la mirada -o al menos si hubiera tenido ese don, lo hubiera echo, pero no, algo como aquello me era definitivamente imposible- -Ya te lo he dicho, vete tú... yo no me iré, no tengo porque- Recalque nuevamente por si no le había quedado claro algunos minutos atrás cuando se lo había dicho. 98. Entonces dio nuevamente un paso hacia mi, pero aquello no me provoco nada, es mas, me erguí en todo lo que mi estatura me permitía, tampoco es que fuera muy baja, es mas, era bastante alta, pero claramente no para él. Pero eso no me detuvo, no, alce mi rostro hacia él, mantuve mi espalda, mis hombros y todo mi cuerpo rígido, sin dar un paso atrás al verlo avanzar hacia mi, ya lo había dicho, no me iría, que siguiera esperando si quería, es mas, que se sentara porque tomaría un largo rato, si decidía esperar.

Seguí manteniendo el contacto visual, aquello no me intimidaba para nada, hacia falta mucho mas que eso para lograr causar algún efecto en mi, sobre todo si se trataba de un hombre, los años de educación, tanto en el castillo como en el templo, habían logrado que finalmente no sintiera ningún tipo de dependencia a ellos, sabiendo y siendo consciente, de que sin ellos, aun podía tener fuerza, poder, valentía y la capacidad para hacer cualquier cosa. Claramente, sin caer en el error de volvernos uno mas de ellos, no, pues a pesar de todo seguíamos conservando nuestras propias cualidades, la elegancia, la belleza interior, la integridad, el honor y por sobre todas las cosas el respeto por nosotras mismas. -Pues recuerdalo, porque nunca, nunca es tarde para aprenderlo- Dije para luego arrugar los labios, sin cortar el contacto. Nuevamente volvía a tener aquella risa con la que solo me indicaba que se estaba burlando de mi, y que no me gustaba para nada, lo que terminó por agotar mi paciencia justo en el momento en que mi conteo mental llegaba a noventa y nueve. Noté que se volvía a mover hacia mi y alce una de mis manos y la posé en su torso, para de alguna forma intentar hacer que no se acercara mas -Mantén tu distancia, no te atrevas a acercarte mas o pagarás las consecuencias- Pedí, mas que ordenar, finalmente termine por pedirle, porque no era ni quería ser la causa de que alguien mas fuera castigado por lo que yo era.

_________________

-Shhhh!!-

|| I just want you to know who I am || Where is Moses? ||

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }   

Volver arriba Ir abajo
 
Buscaba tranquilidad… pero te encontré… a ti { Moses }
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Si tú me dices ven lo dejo todo... pero dime ven - Alberto Espinosa
» Me ire...pero volvere..
» Hoy es un día especial para decirte...(Era ayer jejje pero no importa hoy vale también)
» Muerta pero soñando (Dead But Dreaming, 2013)
» Asombroso pero cierto.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Sión, el último Reino :: Nínive :: Lago de Azur-
Cambiar a: